martes, 10 de marzo de 2009

Pimpollo

En el centro de la mesa como una flor de ikebana
te saqué el salto de cama lentamente y al calor
de mi pecho seductor y de mi injuriosa fama
de robarle a cada rama un pimpollo del amor.