domingo, 1 de noviembre de 2009

Acto reflejo

Cumplió la condena.
Un año en cafúa.
Salio indefinido.
Por la ventanilla
del bondi repleto
descubrió un sol nuevo
flotando en un cielo
mucho mas posible.
Llegó a su cuartito,
se encerró con llave
y ya van dos días
que no sale nunca
y a ninguna parte.

2 comentarios:

El Fan Nº 1 dijo...

El reflejo de una amplia sonrisa en libertad.

el Tomi dijo...

O la costumbre de no poder salir.