sábado, 8 de noviembre de 2008

No hay derecho

Corre el imperio a resguardar sus bancos con el capital de las vidas mas cortitas del siglo en curso y no se le cae la cara de vergüenza por gastar toneladas de recién nacidos en la campaña electoral de la capital del planeta. No hay derecho. Derechos son los mástiles que sostienen las banderas y no otra cosa, por ahora. Créditos infames piden aquellos a los que les falta un punto de sal en la comida y no aquellos a los que además del punto de sal les falta la comida entera.

2 comentarios:

Cristina dijo...

es verdad.....
no hay derecho y si mucho torcido.
precioso el cuento alimenticio.
abrazo

el Tomi dijo...

Gracias, cómplice.