jueves, 30 de agosto de 2007

Nuestra sangre

Nuestra sangre hecha moneda paga el derecho de piso. Somos historias urgentes, somos deseos presentes, memorias del día a día. Hoy por hoy somos sonrisa, pero estamos trabajando para comprarnos la alegría entera. Dame un sol, te doy mi luna, dame tu luna, yo el sol. Ni tan rápido la vida, ni tan despacio la muerte, inmortal es el amor, rico es quien entrega el alma, pobre el que ahorra corazón.

No hay comentarios: