domingo, 4 de noviembre de 2007

Nobel de la paz

Somos muchísimas las personas que nos venimos mancando el futuro por arrastrar rengueras históricas y simpre nos las arreglámos atándonos el presente con alambre. Por lo tanto resulta una injusticia que ahora venga un boludo a decirnos que la verdad es incómoda y que por esa obviedad le den el premio Nobel de la paz.

No hay comentarios: