martes, 27 de enero de 2009

Circense

El circo llegó de noche
cuando nadie lo veía
y el domador de leones
con la ecuyere dormía
sin saber lo mal que hacía
durmiendo sin pretenciones.

El circo se fue de día
cuando el sol era un derroche
y el domador de leones
sin salir del carricoche
torcido como un fantoche
desangrándose moría.

No hay comentarios: