viernes, 8 de febrero de 2008

Despabilar

Entonces, cuando el aire me refresca la punta de las alas, empiezo a sentir la furia de estar vivo. Siento el segundero del tiempo en el pulso de mi corazón. Quiero que ya sea mañana y despabilarme estirando las alas en el medio de la justicia.

No hay comentarios: